Lo que me inspira

Anteriormente en este blog 😛 os he hablado de mis tabletas y materiales favoritos para trabajar, de los recursos gratis que suelo bichear… Aunque en mi instagram os voy mostrando libros que me inspiran y que no necesariamente son sobre pin-ups. Sep, así soy yo, me gustan muchas cosas y lo que me inspira no tiene porqué ser siempre un libro sobre ilustración o diseño.

También hay objetos que me inspiran. Aunque, para qué voy a mentir, casi todos son o con reminiscencias retro. La cabra tira al monte y yo estoy muy loca y mi monte es prácticamente la época mid century del siglo XX. Concretamente de los 50 a los 70. Todo lo que esté inspirado en esas décadas, a mí, de entrada, ya me tienen. Y luego… ya tal.

Así que, por supuesto, en lo que me inspira, están algunos de mis objetos favoritos y que forman parte de la decoración de mi espacio. Empezamos con las imágenes, porque seguro que a más de una le va a traer unos recuerdos maravillosos.

Vale, puede que también nos recuerden la edad que tenemos, pero eso son males menores. Somos la última generación que tuvo una infancia realmente molona con lo mejor de ambos mundos.

Casi todo son juguetes. Aviso. Pues eso: comenzamos con las imágenes.

Mr y Mrs Potato

Mr y Mrs Potato, pareja feliz en casa de Metro&medio Designs

No tengo ni idea de porqué me gustan tanto estos juguetes, pero los amo. Y mira que son simples, pero es que me encanta cambiarles los accesorios. Mi primer Mr Potato me lo regaló una amiga. Que yo ya tenía mis taitantos y me mandó un paquete sorpresa con el Mr Potato. ¡La ilusión que me hizo!

La Mrs Potato llegó de la mano de otra amiga, que la compró para hacerle compañía a un Mr Potato que tenía en la mesa de uno de mis trabajo y que ya estaba allí. Y que luego me llevé. Posí, me lo llevé, porque a nadie le gustaba y porque «era parafernalia de la gente de diseño». Entotá, que ahora tengo 2 Mr Potato y una Mrs Potato y conviven estupendamente en poliamor.

Telescketch

Telesketch de Borrás con la palabra Aloha escrita

Tuve uno de pequeña. Y a saber dónde se quedó. Pero hace un par de años mi hermano me regaló este por mi cumpleaños. De segunda mano, que es lo que realmente mola. Pues me he tirado ratos largos dándole a las ruedecitas, porque, con la tontería, hacer curvas es jodidísimo y, claro, te picas… Y para cuando te quieres dar cuenta se te ha pasado más de una hora. Una hora que no estás mirando una pantalla de móvil/tablet/tv/ordenador.

Dispensador de caramelos Pez

Dispensador de caramelos Pez de Miss Piggy o Cerdita Peggy, edición Teleñecos o Muppets

No soy coleccionista. Solo tengo el de la foto. También me lo regaló mi hermano, porque conmigo sabe que tiene un filón regalándome cosas viejunas. Y no es que sea ultra fan de estos caramelos. Pero sí lo soy de Miss Piggy*. Y yo qué sé, debió de estar seco de ideas y vio a esta señora y se le encendió la bombilla.

Pues me encanta. Ahí lo tengo, en su packaging original y me parece súper gracioso. Ay… esas pestañas insuperables de Miss Piggy.

Cinexin

Super Cinexin 8, juguete retro

¡Por favor, ojalá hubiera guardado toda la caja y parafernalia original! Pero bueno, al menos conservo el aparato al completo. Solo tuve una cinta. UNA. Pues si con el Telescketch me pasaba la vida dale que te pego, con UNA sola cinta en el Cinexin me inventa diferentes diálogos. Y cuando ya no había diálogos, me inventaba historias previas que concordaran de alguna manera con esa cinta. Repito: UNA. Probablemente uno de mis juguetes favoritos de toda mi infancia.

Alguna cosilla más…

Mención especial a mi única Barbie, que aún conservo, por supuesto. Pero a mí lo que de verdad me fffffflipba sobre todas las cosas del universo, era el vestuario y taconerío infinito que tiene esta muñeca. De hecho, es a la única muñeca a la que le presté atención. Nunca llegué a entender cómo coño se jugaba con una muñeca que simulaba ser un bebé. Y explicadme el sentido de una Nancy. Osea… ¿zapatos planos para TODO? Bitch, please.

Un caleidoscopio (desde los 6-7 años que lo tengo), mis libros de Miniclásicos, la colección de la Biblioteca de los Jóvenes Castores (te cagas) y los libros de David el Gnomo (mic drop), mi walkman y colección de cassettes caseros, mi primera muñeca de trapo (con el pelo azul y eso me marcaría en el futuro) y el tablero donde voy pinchando las entradas a los conciertos a los que he ido.

Pero yo aquí he venido a hablar de:
MI PINTEREST

Como os lo cuento, nenis. Que Metro&medio Designs tiene un Pinteres nuevecito, precioso y que es una maravilla, hoygan.

Obviamente, todavía me queda compartir la mayor parte de mis propios pines, pero os he dejado unos tableros monísimos con esas cosas que me gustan llenitos de lo que me inspira. Y entre ellas, los perretes. Porque yo mucho hablaros de cacharros y no os he contado que mi musa, la dueña de mi corasón, mi amor verdadero, mi heredera universal… es mi perra Frida.

Así que venga. ¡YA ME ESTÁIS SIGUIENDO!

Metro&medio Designs insignia de Pinterest. ¡Sígueme!

Pues ya está, ya os he hablado de algo de lo que me inspira (hay más, pero me lo guardo para futuros posts, gñe). Y ya que me pongo, si alguien se anima comentar… ahí lo dejo… ¿qué os inspira? Y como yo he hablado sobre todo de objetos de mi infancia, ¿cuáles eran vuestros jueguetes/objetos favoritos de vuestra niñez?

Recuérdote que aquí una servidora tiene unas tiendas preciosísimas en las que puedes encontrar MIS ILUSTRACIONES en un montón de cosas chulísimas. En serio, tienes que verlas: REDBUBBLESOCIETY6THREADLESS

*Bueno de los Teleñecos/Muppets en general, pero de este personaje en particular. Será que es una diva histriónica, dramática y maximalista. Todo lo que yo aspiro en mi próxima vida, vamos.