Herramienta de diseño gratis – parte 1

Digamos que estás empezando con tu idea de negocio y tienes que hacerte tarjetas o un póster, o una presentación, que no se te ocurre nada qué poner en tus redes sociales, quieres hacerte youtuber y no tienes ni zorra de edición de vídeo, de las miniaturas o, jopetas, un nuevo cv que la cosa está como está. ¿Cómo leches lo haces si no tienes ni pajolera? No te preocupes, en este post te enseñaré una herramienta de diseño gratis, parte 1.

Y fáciles de usar, eso por delante, que la vida ya es lo suficientemente complicada. Y sirve tanto para diseñadores como para los que no lo son.

Canva

Esta herramienta se va a convertir en tu mejor amiga, porque puedes diseñar prácticamente todo lo que te he comentado en el primer párrafo y más. Desde un post o story para Instagram, cabecera para Facebook o entradas/salidas para los vídeos de Youtube.

¡Y gratis!

Bueno, hay una opción Pro, que obviamente tiene muchas más cosas y tal, pero con la versión gratis tienes infinitas posibilidades de creación. De todas formas, tienes una versión de prueba de un mes para que pruebes todas las funciones y contenido pro.

Canva es un editor chulísimo que te permite componer imágenes estáticas, aplicarle filtros y otros ajustes, puedes añadir gif, hacer animaciones muy básicas e, incluso editar vídeos con música. Esto último, también de forma súper básica, pero muy apañada, la verdad.

Puedes exportar en png, jpg, pdf, vídeo o gif. Te pongo un ejemplo:

Un par de clics, textos, fotos, unos gifs, música de fondo… BOOM

OK, a mí el catálogo musical que tienen pues… meh… Pero puedes subir tus propios audios o música si está en formato mp4. Atiéndeme: a poco que edites un pelín (se puede hacer algún truqui en Canva o por otros medios, como app o programa online), triunfo asegurado, ¿mentiendes? Te digo esto último porque no se puede hacer fade in y fade out. Pero repito: es gratis y sin marcas de agua.

Probemos con un post para Instagram:

Tienes un montón de tipografías para elegir y, además, puedes subir tu logo (y versiones, tus colores y tipografías de marca en su apartado de Kit de marca.

Puedes crear carpetas para lo que te apetezca: desde fotos, iconos o pegatinas favoritas a lo que se te ocurra. Canva te pone algunas por defecto, pero luego tú puedes añadir.

¿Ves la portada de este post? ¿Adivina con qué está hecha? 😉

Como te he comentado antes, Canva es una herramienta gratis, pero también tiene la versión de pago. La puedes pagar por mes o un año completo y te sale un poquito más barato. Eso ya lo decides tú en función de tus necesidades. Pero antes de nada, te recomiendo que te apuntes a la prueba gratis del formato Pro durante un mes, para poder tomar la decisión final. Con esta versión de prueba, puedes añadir tu Kit de marca, crearte más carpetas de las que te permite la versión free, redimensionar diseños…

¿Recomiendo esta herramienta gratis?

Totalmente, me parece muy completa y te saca de muchos apuros. Veamos:

  • Te dedicas al diseño y te pillan sin un ordenador a mano para usar tus programas de Adobe (o los que sean, pero que todas sabemos que la mayoría son de pago, porque “evidentemente” estamos pagando las liecencias, ¿verdad? 😏 😏 ). Pero tienes a mano un iPad o tableta, si me apuras, tu iPhone o smartphone. Arreglado, porque existe la app de Canva y, como has visto en los ejemplos, te apaña unos diseños rápidos para todos los gustos.
  • A ver, yo lo repito por si acaso, a mí se me queda corta en algunas cositas, pero es que a las que nos dedicamos a esto del diseño y la creatividad, es normal. No esperes obtener la perfección de un Photoshop o el programa de edición de vídeo que utilices, porque NO. Pero sabiendo las limitaciones que tiene, puedes adaptarte y crear creatividades realmente atractivas y eficaces. Creo que son muchas las ventajas que tiene frente a las limitaciones para ser una herramienta gratis y, además, online.
  • No te dedicas al diseño pero por el momento es que no te llega el presupuesto, no quieres invertir en alguien profesional o te apañas bien con tu creatividad y quieres experimentar. Pues nada, esta es tu herramienta ideal. Echa un vistazo a sus posibilidades, porque seguramente encontrarás la solución y si no la clava, se acercará bastante cuando le añadas tu toque personal, las dimensiones que necesitas y la idea que tienes en mente.
  • Si no tienes ni pajolera idea de diseño, no te la jueges y tira de las plantillas prediseñadas. Que es muy guay ponerse a experimentar, pero si no tienes cuidado, la lías con mil tipografías distintas, chorrocientos gifs porque son muy cuquis y hala, ya tienes tu propia carroza de carnaval. Al loro con tu “creatividad”.
  • Además, se te ofrece la opción de imprimir con diferentes precios, dependiendo de lo que elijas. Esto no lo he probado, pero me parece algo muy práctico: lo encargas, pagas y te lo mandan a casa. Muy a favor del servicio a domicilio, la verdad.

Conclusiones finales

¿Me gusta Canva? Me parece que ha quedado bastante clara mis postura.

PERO igual que te digo esto, y barriendo para casa, también te digo que el hecho de que exista esta herramienta, tal como te comentaba antes, jugar a ser diseñadora tiene sus riesgos. Si lo que quieres es que tus proyectos tengan pinta profesional, recurre a… wait for it… ¡alguien profesional! Si quieres las cosas bien hechas, deja hacer a quien sabe. No me seas rácana, esto es una inversión y como dijo mi profesora favorita de Fama* (la serie de verdad y no esas chorradas que se hicieron después):

segundo 0:26

Si eres de las que piensan que para qué vas a pagar por algo así, que se hace en un plisplás… Bueno, te diré que lo que tú consideras una plisplás es el resultado de haber estudiado una carrera, no un curso de Photoshop (ni avanzado ni sin avanzar), y la experiencia acumulada trabajando en este mundo. Puede ser un/-a profesional especializado/-a o generalista. Pero fijo que buscando encontrarás a alguien que se adapte a ti.

Si te duele algo, ¿no vas al médico? Eres torpe en la cocina, ¿no disfrutas de una comida bien hecha? Si tienes que arreglarte la melena, ¿no vas a una peluquería? Entonces… si necesitas un diseño, ¿por qué no recurres a un/-a profesional del diseño? PREGUNTO.

Me da igual si son redes sociales, una presentación, infografía o un logo (me dan escalofríos con este tema), paga a tu diseñador/-a de confianza para que te ayude a alcanzar lo que buscas. A lo mejor no es la fama propiamente dicha, pero para cuando te descubran/busquen, que tu imagen lo mole todo.

Porque la belleza está en el interior, por supuesto, pero un buen envoltorio nos gusta a todas 😜

Pasarán dos cosas al aventurarte a probar Canva:

  1. Se te da bien y a tu público le mola lo haces
  2. No eres McGyver* y no tienes ni puñetera idea de lo que estás haciendo

Y ahora te dejo una fabulosa infografía lo que pasa si eres del tipo 2:

Sep, también hecha con Canva.

Recordad: los comentarios constructivos son bienvenidos.

Chimpún.

INSTAGRAM · PINTEREST · FACEBOOK · NEWSLETTER · CONTACTO

*Si tu niñez no transcurrió durante los 80, te acompaño en el sentimiento